Reseña: Dororo capítulo 6 “La Historia de la Canción de Moriko, Parte 2”

Compartir:
5
(1)

Hola amigo, espero que estén bien, hoy hablare de este capítulo que a mi parecer, ha sido el más triste de todos, pero no les cuento mucho más, comencemos.

Una escena difícil de creer, así se sentía Dororo cuando caminaba aun en shock en el bosque hasta que encuentra un rastro de sangre, en ello encuentra al viejo Hoshi y a Hyakkimaru sin su pierna, el anciano le dice que Hyakkimaru peleó aun con la herida y el demonio tomo su pierna, además que había recuperado la voz.

Ya era de día y llega Mio, con una carga de provisiones y algo herida, para ella eso no importa, eso sí, al enterarse de que lo que había ocurrido, sale corriendo atender a Hyakkimaru sin importar lo cansada que estaba.

Dororo se dio cuenta de los moretones que tenía a pesar de que ella trataba de ocultarlos, él sale de allí para drenar ira, frustración, rabia… habla con uno de los niños pero parece que ellos no saben realmente lo que hace Mio en el trabajo, solo que ella trabaja duramente para recuperar lo que la guerra les quito.

La sequía hace de las suyas, granjeros pidiendo una buena lluvia, nubes acercándose  y un niño mimado y arrogante pidiendo participar en la guerra a su padre, si, hablo de Tahomaru, pero Daigo le dice a su hijo que no subestime al enemigo y que volviera a su entrenamiento. Su madre aparece y este le pide que convenza a su padre para que participe tambien en la guerra, ella le dice que su padre no la escuchara.

Este luego le reprocha a su madre de que no importa lo que haga, a ella no le importa nada de sus logros, bueno aquí empieza una disputa (pero realmente ¿Qué madre odia a sus hijos?) pero este sin más, se marcha a cabalgar al ver la expresión de su madre.

Una actitud infantil, es así como tanto él como sus guardaespaldas lo categorizaron, aquí vienen los recuerdos de Tahomaru, una infancia en donde hacia cosas peligrosas sol para llamar la atención de su madre pero solo veía su figura rezando a la estatuilla de la diosa rota del nacimiento de Hyakkimaru.

 Tahomaru sabe desde pequeño que hay algo muy grande que oculta su madre y padre, algo que no es de este mundo pero aún se pregunta que será ese secreto tan grande que ocultan sus progenitores.

Hyakkimaru recuerda todos los movimientos que hizo cuando lucho contra el demonio que le quito la pierna y trata de levantarse para luchar nuevamente pero no lo logra, aquí Mio y lo trata, ella expresa ante él algo de su frustración por la falta de dinero, por eso puede comprender su sobresfuerzo, ella le pide que hable pero este a través de señas le dice que su propia voz es muy ruidosa para él.

Dororo los mira desde afuera a ambos, para que Hyakkimaru se acostumbre a escuchar le canta, aquí ella revela que canta cuando se siente triste, cuando Hashi se acerca le dice que ya se va, tomando con algo más de calma, también menciona que cuando esta Hyakkimaru con Mio, las brasas o residuos de su alma demoniaca se tranquilizan,  esperando a que no se vuelva un monstruo.

Ella se detiene pidiéndole a Hyakkimaru que no vea el color de su alma ya que debería ser muy sucia, aquí él la agarra desde las mejillas y ella dice que es extraño pero no detesta que él le tocara (palpitando como loco mi kokoro).

En el ejército les llegaron noticias de Daigo y notan en ella enojo, así que ahora no tendrán muchas provisiones por lo cual deben actuar lo más rápido posible, planificaran un ataque sorpresa y ahora debían estar pendientes de cualquiera que fuera un espía de Sekai.

Dororo habla un rato con Mio antes de que se fuera a trabajar, Mio ya sabía que Dororo se había dado cuenta de que trabajaba, también de que entendía si se alejaba de ella, aquí es cuando Dororo vislumbra algo de su pasado con su madre, diciendo que no importa el hambre que pasaban ella nunca tuvo ese tipo de trabajo, era admirable pero siente que Mio es más admirable por mantenerse con vida, y antes de que esta se valla Dororo le anima.

Hyakkimaru se encuentra tallando una madera y aquí aparece Dororo animado y lo tapusa de comida pidiéndole que no se convierta en un monstruo. 

Ya es de día y vemos a Hyakkimaru algo recuperado, las voces de los niños ya no le aturde, él mismo fabrico su pierna. Mio se va a ir a trabajar y antes de irse le pide a Dororo que no deje a Hyakkimaru ir a pelear contra el demonio.

Los niños están facinados por las espadas que andan ligadas a los brazos de Hyakkimaru pero ellos quieren mostrarle algo que ellos tienen oculto mostrándole unos juegos de espadas.

Mio se dirige al campamento Sekai  sin saber que estaba siendo vigilada. Mientras los niños duermen, Dororo se levanta al escuchar pasos, Hyakkimaru ya se encontraba enfrentando al demonio que le quito su pierna.

Una posible lluvia, Mio preocupada al llegar por el aviso de que Hyakkimaru se había ido a enfrentar al demonio y unos guardias siguiéndola. Hyakkimaru se enfrenta mientras empieza a llover, este derrota  al demonio y recuperando su pierna, dejando completamente de llover.

Tanto Dororo como Hyakkimaru regresan llamados por el fuego, Dororo no sabe lo que está ocurriendo quedándose estupefacto por la escena que estaba presenciando, los niños estaban muertos y Mio seminconsciente. Los guerreros estaban enojados porque esta chica fue hacer negocios lesivos a su campamento y vieron que estaba yendo también al campamento enemigo y la estaban acusando de ser un espía.

Sin más, Hyakkimaru defiende a Dororo de uno de los guardias pero al darse cuenta que uno de los fuegos que se está extinguiendo es Mio acompañado de su canción volviéndose cada vez más silenciosa, empieza a llorar y se descontrola hasta el punto de matar a todos los hombres que estaban allí, Dororo lo tranquiliza usando los sueños y esperanza de Mio, este le da un abrazo y dice su nombre.

El templo quedo destruido por las llamas, y un entierro decente para aquellas personas inocentes que murieron allí y una amarga despedida de aquel lugar donde los acogieron.

Aquí termina el capitulo, sencillamente este es el capitulo que rompe el alma, lo mastican, lo tiran y pisotean, realmente me dolió, solo espero que el siguiente capitulo sea interesante, espero que les haya gustado y nos vemos en el siguiente capitulo.

Calificación del anime

¿Cuantas estrellas le darías a este anime? Danos tu opinión con una calificación.

Calificación Actual 5 / 5. Votos: 1

Gracias por calificar el Anime

Comparte la reseña para que mas gente conozca sobre el

Tata-chan

Tata-chan

Amante de los animales y novelas, apasionada con todo lo que hago, Solo soy una persona normal como ustedes que se emociona como una niña cuando de anime se trata. Espero que seamos buenos amigos n_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *