Reseña: Dororo Capitulo 3 “La Historia de Jukai”

Compartir:
5
(1)

Hola amiguitos, espero que se encuentren bien, en esta ocasión hablare del capítulo 3 de esta grandiosa historia, sin más que agregar, comencemos.

Iniciamos con la inclemencia del pasado, donde cada territorio en una lejana época, vivía en devastadoras guerras. Donde la crucifixión no solo ha sido un simbolismo del cristianismo, si no que a través de los años esto ha significado la deshonra, la lección y el aviso para el resto de los hombres y mujeres, que deberían tomar aquella cruel muerte.

Pero quienes tomaban esa horrible labor de apagar una vida, terminaban cargando con los llantos y la culpa que más tarde desbordarían en locura para tentar contra su propia vida.

Ahora entenderemos porque nuestro medico tan servil y gentil Jukai, le ha dado un giro a su vida brindándole extremidades a los que las pierden, algo así como para que recuperen esa esperanza perdida por las guerras. Pues en aquella época él era quien quitaba eso miembros a quienes aún estaban con vida.

Tanta es su bondad ahora, que su nombre es propagado como un emisario del mismo Buda, para ayudar a los menos afortunados en esa época tan difícil, pero la culpa aun no lo logra superar el Doctor Jukai ha dedicado su mente y habilidades en reparar el daño que cometió, pues su pasado aun no puede ser borrado.

Los rumores vuelan esparciéndose como chocolate en un vaso de leche y llega a los oídos de los que menos queremos que conozcan y de la peor manera, en este caso hablamos de Kaname, un seguidor y ayudante de Jukai.

Kaname aun niño tuvo que sufrir la pérdida de su padre a manos de un cruel líder que usaba a las personas como Jukai para realizar el trabajo. Es increíble no tener rencor e ira por ese tipo de personas pero también es imposible acabar con la vida de alguien que le da sentido a la vida de muchas otras personas. Después de su última prótesis Kaname se marcha dejando atrás cualquier cosa que lo entrelazara con Jukai.

En medio de la depresión por la culpa de Jukai se encuentra con el desmembrado bebé Hyakkimaru, lo que será su mayor trabajo, donde nota su deseo por vivir.

Un año después de dar en ofrenda a los demonios a su primer hijo, Daigo Kagemitsu recibe a su segundo hijo “Tahomaru” quien sería el heredero de lo que tenga Daigo en vida.

Seis años después, Jukai ha criado a Hyakkimaru como su padre y le ha brindado todas las prótesis que necesitaba el pequeño cuerpo y que con estas ira desarrollado sus habilidades sobre humanas, que le darán el poder que muchos anhelan. Jukai le ofreció un nombre, un hogar, cuidados y motivos para luchar a Hyakkimaru, donde crearon un apego entre ambas partes. Aquel pequeño no podría ver ni oír, pero podía percibir la gentil alma de quien cuidaba de él.

Los demonios siempre estuvieron acechando a Hyakkimaru y por aquel motivo, Jukai debió armar al pequeño y enseñarle a utilizar las habilidades con las que nació, para que pudiera defenderse de aquellos que anhelaban terminar con él.

Por otra parte nos encontramos con Tahomaru, quien ha sido criado entre lujos, cuidados y múltiples enseñanzas, para convertirlo en todo un heredero ideal de Daigo, mientras en el corazón de su madre se encontraba con su irremplazable hijo perdido.

El tiempo pasó y Hyakkimaru aprendió a defenderse sin oír ni ver, gracias a la persistencia de Jukai, pues dentro de él existía necesidad de vivir y habilidades para asesinar sin ningún atisbo ya que no tiene limitaciones por la falta de dolor y temor.

En medio de una lucha en contra de un demonio, Hyakkimaru recupero un primer miembro, su pierna derecha en carne y hueso, sin piel.

Jukai da con la posibilidad de recuperar todos los miembros de Hyakkimaru era a través de asesinar a los demonios que los tomaron, le dio unas prótesis nuevas a Hyakkimaru junto con las lecciones que espera este practique correctamente y pueda encontrar a sus padres en ese camino. Un triste y doloroso adiós, para quienes se consideraban padre e hijo.

Regresando al presente, donde Hyakkimaru es acompañado por Dororo y el anciano Biwa Hoshi, este último le explica al pequeño pilluelo, que la única manera que tiene Hyakkimaru de recuperar su cuerpo es eliminando a los demonios que se lo robaron.

En medio de la plática Hyakkimaru sale a relucir de que ha recuperado su sentido nervioso y puede sentir el dolor, frio, calor entre otras sensaciones que nos definen como seres vivos.

El camino continuo y eso lo sabe bien el Medico Jukai, quien por donde quiera que se dirija, encuentra restos de la terrible guerra. ¿Qué miembro nuevo recuperara Hyakkimaru? Y ¿Cuándo podrá obtener uno de sus 5 sentidos? Espero les haya gustado, nos vemos en la próximo capítulo de Dororo.

Calificación del anime

¿Cuantas estrellas le darías a este anime? Danos tu opinión con una calificación.

Calificación Actual 5 / 5. Votos: 1

No tenemos votos todavía, se el primero en calificar el anime

Gracias por calificar el Anime

Comparte la reseña para que mas gente conozca sobre el

Tata-chan

Tata-chan

Amante de los animales y novelas, apasionada con todo lo que hago, Solo soy una persona normal como ustedes que se emociona como una niña cuando de anime se trata. Espero que seamos buenos amigos n_n

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *