Reseña: Dororo capítulo 21 “La historia de romper el ciclo de sufrimiento”

Compartir:

Una caminata rápida, un recuerdo perturbador, un clan enemigo viniendo de las tierras de Daigo, un mal presentimiento y una actitud terca… hola amiguitos espero que estén bien, hoy hablare del capítulo 21 de Dororo, comencemos.  

Reportes de las situaciones que están viviendo en las tierras de Daigo, confirman los más oscuros temores de Daigo. Las epidemias se propagan a paso veloz por lo que lo manda a quemar, la guerra está a punto de empezar y no tienen suficientes soldados.

Soldados cumpliendo órdenes de matar a todos lo que puedan tener la peste, otros buscando hombres para la guerra, caballos también. Una Yegua llamada Midoro separada de su cría.

Un informante le lleva noticias nuevas a Daigo, Hyakkimaru viene en camino, Tahomaru a penas lo escucha se ofrece para matarlo, unos ojos llenos de una gran determinación, tan segadora que no le queda de otra a su padre más que aceptar, dándole a su informante un nuevo trabajo.

Un momento de inseguridad en los actos de su hermano, en donde Hyakkimaru no ve más que lo que quiere tener, aun sin familia, mientras este Dororo allí, no necesitara nada más.

Otra vez morirán más gente, recuerdos surgen de vivencias idénticas, una nueva portadora de la epidemia muy cerca del Tahomaru, pasando desapercibida. Con sus propios motivos toman camino para eliminar a Hyakkimaru.

En la oscuridad de la noche, los avisos de los acontecimientos llegan a oídos de la madre de Hyakkimaru, sintiéndose impotente de no poder hacer nada, en cualquiera de los dos casos, tanto Hyakkimaru como Tahomaru son sus hijos.

Un señor de camino que les comunica que la guerra está por venir y Hyakkimaru no le importa, espantándolo. Dororo trata de persuadirlo de ir en este momento pero Hyakkiamu lo hace dudar a tal punto de que esta niña no sepa que hacer.

Debilitada por la epidemia lleva a Tahomaru a pensar que  es algo extraño para luego recordar en cómo se conocieron y en su gran promesa de que las tierras de Daigo sea el más fuerte de todos.

El anciano Miwa observa a lo lejos como se desarrollara esta guerra, un mero espectador de tal desgracia.

Una vista no deseada y un enfrentamiento inminente, llevándose la peor parte Hyogo y Mutsu, siendo ellos los que fueron salvados por Tahomaru, sin embargo, el informante de Daigo con métodos sucios logra vencer a Hyakkimaru, sacrificando la yegua Midoro.

La precaución es un método infalible para tener ventaja en el campo de batalla, y a pesar de ser deshonesto le ayudara en su cometido, tomando así a Dororo como rehén.

Mientras los seguidores de Daigo se marchan del lugar junto con Dororo, Hyakkimaru trata de levantarse mientras que el alma resentida de Midoro se vuelve un Demonio.

Aquí culmina el capítulo 21 de Dororo, a decir verdad, con esta serie siento que la espera vale la pena, la pelea me gustó mucho, uno no se espera que Mutsu también haya sido contagiada por ese virus y mucho menos que tanto ella como su hermano Hyogo les hayan cortado un brazo, le falto un poco más de detalles en el dibujo con respecto a la pelea pero en líneas generales no fue tanto un problema ya que conserva la tensión en él.

Este capítulo es algo interesante porque no vimos que derroten un demonio, sino la creación de uno, algo que es inesperado.

Esperemos que medidas tomara Daigo en contra de Hyakkimaru y en cómo se desenvolverá esta serie que nos tienen los cabellos de punta. Espero que les haya gustado nos vemos en el siguiente episodio.

Calificación del anime

¿Cuantas estrellas le darías a este anime? Danos tu opinión con una calificación.

Calificación Actual / 5. Votos:

Gracias por calificar el Anime

Comparte la reseña para que mas gente conozca sobre el

Tata-chan

Tata-chan

Amante de los animales y novelas, apasionada con todo lo que hago, Solo soy una persona normal como ustedes que se emociona como una niña cuando de anime se trata. Espero que seamos buenos amigos n_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *