Reseña: Dororo capítulo 18 “La historia del cabo de no misericordia”

Compartir:

Hola amiguitos espero que estén bien, hoy hablaremos sobre este capítulo que donde veremos muertes, trampas, venganza y enfrentamientos en donde Hyakkimaru trata de entender a su hermano, pero no comento más cosas y empecemos.

Recordando hace dos capítulos vemos como Itachi descubre que Dororo es una niña y que el mapa se encuentra en su espalda que solo aparece cuando es expuesta por el calor, toma nota y deja a Dororo amarrado en el árbol, mientras Dororo se llama con desesperación a Itachi, Jiromaru se vuelve un demonio tras la ira de perder a su hermano.

Itachi y sus compañeros siguen el mapa, el escepticismo en el grupo es grande pero Itachi ha apostado todo a ese tesoro.

Hermosos, incomparables y nada aburridos, para un niño que ha perdido todo, estos tiburones representaron lo más valioso he interesante en su vida. La ira es grande, Jiromaru ahora se está comiendo el cuerpo de su Saburomaru, en donde fue cambiando de aspecto.

En ello el primer objetivo y el más cercano es Dororo, cuando esta niña ve su final aparece Hyakkimaru al rescate, una pelea feroz y difícil, considerando que solo dependía de un pie, pero Hyakkimaru logra vencerlo.

El apego y cariño hacia alguien se puede expresar de diferentes maneras, esto es algo que no sabe hacer bien Hyakkimaru pero que de igual manera incomoda a Dororo… uno hasta llega a pensar en que se darán un beso pero no. Lo que cautiva a la niña más que todo es que su hermano fuera al cabo, un lugar lejano solo por irla a buscar. Aquí es cuando aparece al fin su pierna, no está acostumbrado y aun así es recriminado por el chico

“Que ridiculez… Pasaste por todo esto… mataste a Jiromaru…  para obtener un cuerpo humano”

Dororo termina con a conversación, dirigiendo a Hyakkimaru a donde esta Itachi… un tesoro tan importante no puede estar en cualquier mano y de eso se encargó el padre de Dororo, poniendo trampas en la cueva en donde lo ocultaba.

Una flota entera solo para enfrentarse a un hombre, Hyakkimaru, Tahomaru le da permiso a los samurais para matar a cualquiera que interfiera con la paz de las tierras de Daigo.

El grupo de Itachi esta extrañado del por qué están los samuráis de Daigo en el cabo, estos son atacados y les toca huir antes de morir por sus flechas. Lo mismo pasa con Hyakkimaru y Dororo, que no quieren enfrentarse a ellos.

La locura no tiene fin y menos cuando todo lo que tenías lo has perdido en tan poco tiempo, tanto es así, que el deseo de sacrificar a todo un grupo de personas se ha vuelto un nuevo objetivo.

Dinero, guerra, no son temas que interesen en un momento en el que tu vida corre riesgo, pero una ingeniosa idea ha surgido de Hyakkimaru para que puedan tener todos tiempo para escapar… usar explosivos para que los ubiquen lejos de donde se encuentran… algo inteligente.

Se dirigen a la playa pero allí los estaban esperando Tahomaru con su grupo, una gran pelea se libera mientras que Hyakkimaru se pregunta una y otra vez por qué ellos son sus enemigos, mientras el pequeño grupo de bandidos y Dororo escapan.

Itachi lleva a Dororo a una fila de estatuas pensando en una posible trampa que podrían usar para escapar de su destino, pero es atacado a tal punto que le cuesta moverse, en cambio Dororo se oculta atrás de estas y accidentalmente las mueve, causando un derrumbe que los libera de sus atacantes.

Un deseo egoísta de Itachi, ver el tesoro aunque sea una ve en los momentos en donde vivir es lo único que piensa Dororo, pero la locura del chico empieza a sobresalir, trayendo consigo explosivos a la sima de la montaña.

Una explosión sumamente fuerte, en un acto posiblemente de bondad o de cariño, lleva a Itachi proteger con su cuerpo a Dororo, pero el deslizamiento de tierra arrasa con todo en la isla.

Varias muertes, Hyogo sale herido por lo que Tahomaru se retira, Hyakkimaru busca a Dororo, en cambio Itachi y Dororo se encuentran enterrados en la cueva donde se encuentra el tesoro, una hermosa vista para Itachi antes de morir.

Dororo desea con todo su corazón que en el cielo Itachi y su padre no se peleen tanto y al ver el gran tesoro siente que aún no lo necesita y tampoco sabe qué hacer con él, pero de algo es seguro, es que regresara cuando tenga en claro que es lo que sus padres deseaban hacer con él.

Hyakkimaru le ofrece su mano y ella a punto de agarrarla se regresa para agarrar algo de dinero para sobrevivir, se van, abandonando esa isla que tantos problemas les ha ocasionado.

Bueno, aquí culmina el capítulo, la verdad me encanto, realmente esperaba que Itachi viviera y traicionara nuevamente a Dororo, pero no fue así, es más, me sorprendió el hecho de que en sus últimos momentos quisiera protegerla, después de todo lo que hizo… otra cosa que me encanto fueron los paisajes, en comparación al capítulo 15, en este si se esmeraron… también siento que Tahomaru solo quiere la aprobación de su padre más que el bien de su pueblo… que cosas, pero en fin, espero que les haya gustado mi reseña y nos vemos en el siguiente capítulo.

Calificación del anime

¿Cuantas estrellas le darías a este anime? Danos tu opinión con una calificación.

Calificación Actual / 5. Votos:

Gracias por calificar el Anime

Comparte la reseña para que mas gente conozca sobre el

Tata-chan

Tata-chan

Amante de los animales y novelas, apasionada con todo lo que hago, Solo soy una persona normal como ustedes que se emociona como una niña cuando de anime se trata. Espero que seamos buenos amigos n_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *