Reseña: Dororo Capitulo 1 «La historia de Daigo «

Compartir:

Hola amiguitos, hablare en esta ocasión de este anime que me pareció muy interesante y atrapa a uno desde el primer capítulo, sin mas, espesemos.

La historia nos sitúa en la Era Sengoku, época llena de guerra, creencias, ocultismo, y practicas crueles y sádicas, donde el hombre se daba camino por sus acciones en batalla para brindarle honor a su nombre y tierras. Vemos por este motivo a un hombre llamado Daigo Kagemitsu que primero asesina a un sacerdote que le advirtió de las consecuencias que traería abandonar a buda y su camino de luz y paz. Daigo se planta ante el altar del infierno y se dirige ante los demonios con fuerza y convicción para llamar su atención y centrarla en las desgracias que cubren a su pueblo (Ishikawa) mostrando desesperación para obtener fortaleza y fama para liderar su país y salvar su tierra a cambio de algo que le pertenece a Daigo,  así abandona a Buda y a sus dioses.

Regresamos al nacimiento del hijo de Daigo, al nacer estaba normal el niño pero antes de poder dárselo a la madre cae un rayo y su fuerza lo absorbe una estatua de la diosa protectora de mujeres y niños, quien pierde la cabeza en tal sacrificio. Daigo al ver a su hijo se da cuenta que ya estaba listo el pago de su deuda con los demonios (es decir, sacrifico a su hijo) esta criaturita se encuentra viva pero no tiene extremidades, ojos, boca, nariz, piel (entre otras que se irán descubriendo en el transcurso de la historia).

 Él mando a una señora a que muriera, la señora decidió que el niño si tenía fuerza para mantener su vida, debía luchar para ello y lo deja con vida, dejándolo en un bote mientras es comida por un yokai, pero aparece un anciano ciego pero aun así experto con la espada y con habilidades sobrehumanas, este ciego logra percatar la vida y/o existencia porque emanan una luz en forma de fuego, por lo cual nota que el niño que viajaba en el bote no era humano ni demonio, sino una maldición.

Mientras pasan los años la prosperidad al fin es alcanzada, 16 años después de esta acontecimiento en medio de los resultados de las guerras un médico solitario les ofrece a los muertos prótesis para que sus familiares puedan llorar con decencia a sus muertos, este se llama Jukai.

También aparece un descarado niño ladrón que se encuentra vendiendo mercancía robada, llamado Dororo. Este niño es perseguido por los hombres que tenían esa mercancía, casi al borde de la muerte aparece Hyakkimaru en el puente, esperando algo, estos señores estaban pensando que este les iba acusar y/o interponer pero el joven tenía en vista a un Yokai que tras vencerlo recupera su piel visualizándose en su rostro.

Tras esto ocurre un mal augurio preocupando a Daigo y va hacia el templo descubriendo el fin de aquel trato que sello hace 16 años.

Aquí nos damos cuenta que por cada demonio que derrote recuperará una parte de su cuerpo y se vuelve un desastre para Kaga, además vemos al hermano de Hyakkimaru, Tahomaru, viviendo la vida que posiblemente hubiera tenido Hyakkimaru.

Mientras transcurre la serie se irán recolectando poco a poco sus piezas y  recuperara parte de su humanidad arrebatada al nacer junto con la compañía de Dororo.

Cabe recalcar que esta serie es muy prometedora, el opening y el ending me encantaron y transmite la esencia de la serie encajando perfectamente, mientras que la animación no se queda atrás, es realmente estética, proporcionada, surrealista y con buena gráfica, en fin, espero que les guste y disfruten.

Calificación del anime

¿Cuantas estrellas le darías a este anime? Danos tu opinión con una calificación.

Calificación Actual / 5. Votos:

Gracias por calificar el Anime

Comparte la reseña para que mas gente conozca sobre el

Tata-chan

Tata-chan

Amante de los animales y novelas, apasionada con todo lo que hago, Solo soy una persona normal como ustedes que se emociona como una niña cuando de anime se trata. Espero que seamos buenos amigos n_n

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *